Toldos para comercios

Toldos para comercios

Algunos comercios también necesitan toldos, en especial todas las empresas de la hostelería que disfrutan de terrazas en la calle. Bares, restaurantes, incuso locales nocturnos, con la llegada del buen tiempo precisan la utilización de toldos tanto para evitar el calor como para beneficiarse en otros muchos aspectos.

Somos una empresa versátil, que llega hasta donde sea necesario para satisfacer a sus clientes. Ofrecemos toldos de tejidos de cualquier estética, uno de los factores fundamentales para este tipo de establecimientos.

La elección del color, tejido, textura... serán definitivas si se requiere una integración en el plano estético.

En estos casos, la extensión de los toldos suele ser muy grande, por lo que los sistemas de anclaje, brazos y articulaciones han de estar perfectamente fijados.

Otra de las funciones de este tipo de productos para comercios, es minimizar los efectos del calor, no solo de cara al público que se halla bajo los elementos, sino también el calor que afecta a la entrada, fachada...

En su bar o restaurante, o en la empresa de la que sea responsable, la adecuación de elementos de protección es un factor de ahorro y comodidad.

Los toldos para comercios salvaguardan del calor, pero también de las ráfagas de viento. Actualmente, toldos y pérgolas se han puesto de moda incluso en pleno invierno, gracias a los nuevos sistemas de calefacción exterior basados en gas.

Somos expertos en la adecuación de cada elemento a cada tipo de local, ciñéndonos a las medidas. Una de nuestras especialidades es la creación de toldos a la medida.

En estos casos, no hay problemas en cuanto a la adaptación de tejidos, brazos y estructuras, pues a partir de una pormenorizada planificación, se llegará a fabricar exactamente el producto que se necesita.

Cuando hablamos de toldos comerciales frecuentemente nos referimos a los productos anteriormente descritos, que cubren terrazas de bares o restaurantes. Sin embargo, también hay comercios que no están a pie de calle o que nada tienen que ver con empresas de la hostelería.

Por ejemplo, los toldos de capota pueden servir para establecimientos situados en pisos, sean clínicas dentales, estéticas o dedicadas a cualquier otro servicio. Si el local en cuestión tiene una ventana o balcón de pequeñas dimensiones, el toldo de capota será una de las mejores elecciones.

Además, este tipo de elemento tiene grandes ventajas en cuanto a decoración. Con diseños a bandas verticales en blanco y negro, con estéticas basadas en colores más llamativos... su local obtendrá estética y mayor eficiencia energética.

En un local dedicado a un negocio, el ahorro y la optimización del gasto se produce por muchos factores, siendo uno de ellos las barreras que se crean contra los factores térmicos. Las ventanas y las persianas pueden ser elementos tan fundamentales como un toldo bien instalado.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE